Judith Traherne, una mujer de éxito en todos los sentidos. Le sonríe la vida en general, el amor llama a su puerta sin dificultad y es un referente social en su entorno, al menos hasta que por una serie de molestias se ve obligada a visitar a un doctor, quien le diagnosticará un fatal tumor cerebral que marcará en su vida una fecha de caducidad. A pesar de los intentos por que ella continúe viviendo ajena a su grave enfermedad, Judith empezará a beberse la vida a tragos y hundida en la depresión, las manías, la obsesión. Valoración Didáctica: A pesar de su “antigüedad” a juicio de los alumnos, es un cine arrebatador, pasional, hecho con el corazón y con las vísceras, con autenticidad, a golpe de sentimientos profundos y convicciones profundas que habla de cómo nos aferramos a la vida a costa de cualquier cosa.

Amarga Victoria (Dark Victory). 1939.
EEUU.
DIR: Edmund Goulding

Judith Traherne, una mujer de éxito en todos los sentidos. Le sonríe la vida en general, el amor llama a su puerta sin dificultad y es un referente social en su entorno, al menos hasta que por una serie de molestias se ve obligada a visitar a un doctor, quien le diagnosticará un fatal tumor cerebral que marcará en su vida una fecha de caducidad. A pesar de los intentos por que ella continúe viviendo ajena a su grave enfermedad, Judith empezará a beberse la vida a tragos y hundida en la depresión, las manías, la obsesión.
Valoración Didáctica: A pesar de su “antigüedad” a juicio de los alumnos, es un cine arrebatador, pasional, hecho con el corazón y con las vísceras, con autenticidad, a golpe de sentimientos profundos y convicciones profundas que habla de cómo nos aferramos a la vida a costa de cualquier cosa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: