Marcos Coll, autor del único gol olímpico en la historia de los mundiales

El exjugador colombiano muere a los 81 años, a causa de una afección pulmonar. El gol se lo hizo al portero soviético Lev Yashin El exfutbolista […]
Molly Peters, la primera ‘Chica Bond’ que se desnudó

Molly Peters, la primera ‘Chica Bond’ que se desnudó

LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS (31/MAY/2017).- La actriz británica Molly Peters, quien fuera una «chica Bond» dentro del filme «Thunderball» y cuyas escenas subidas de tono causaron […]
El líder de la Revolución cubana Fidel Castro falleció este viernes a los 90 años, según reportaron los medios oficiales cubanos.

Fidel Castro – Líder cubano

El líder de la Revolución cubana Fidel Castro falleció este viernes a los 90 años, según reportaron los medios oficiales cubanos.

Juan Gabriel, cantante mexicano

El cantante mexicano Juan Gabriel falleció a los 66 años a causa de un infarto en la ciudad de Santa Mónica hoy por la mañana.
El mundo de la música vuelve a estar de luto con la inesperada muerte del cantante estadounidense Prince, icono del pop e ídolo de varias generaciones, fallecido este jueves a los 57 años en su estado natal de Minnesota.

Prince, cantante estadounidense

Los Ángeles. El mundo de la música vuelve a estar de luto con la inesperada muerte del cantante estadounidense Prince, icono del pop e ídolo de […]
Una pareja anciana sufre un desastre económico y se ve obligada a recurrir a la misericordia de sus hijos, pero lo primero que hacen los hijos es separarlos hasta que la dignidad y la confianza en sí mismos de los ancianos se erosiona. Una obra maestra en la que los actores son expansivos y naturales.El final de esta conmovedora película es sublime. Posiblemente el mejor melodrama del Hollywood de los 30, basado en una discreta novela de Josephine Lawrence, y una de las más incisivas miradas que el cine ha lanzado sobre la vejez. Como de costumbre, McCarey domina magistralmente el registro emotivo, pero en esta ocasión lo refuerza con un tono casi mortuorio que envuelve todas las convenciones del género. Film inédito en España. Con esta premisa Leo McCarey (La pícara puritana, Tú y yo) trata el tema de la vejez de un modo único y habla de dos ancianitos que empiezan a ser una carga para sus hijos hasta el punto de que no pueden atenderles y son enviados a una residencia. El humor y el drama se mezclan magníficamente con el ingenio que caracteriza a su director.

Dejad Paso al Mañana (1937)

Una pareja anciana sufre un desastre económico y se ve obligada a recurrir a la misericordia de sus hijos, pero lo primero que hacen los hijos es separarlos hasta que la dignidad y la confianza en sí mismos de los ancianos se erosiona. Una obra maestra en la que los actores son expansivos y naturales.El final de esta conmovedora película es sublime. Posiblemente el mejor melodrama del Hollywood de los 30, basado en una discreta novela de Josephine Lawrence, y una de las más incisivas miradas que el cine ha lanzado sobre la vejez. Como de costumbre, McCarey domina magistralmente el registro emotivo, pero en esta ocasión lo refuerza con un tono casi mortuorio que envuelve todas las convenciones del género. Film inédito en España. Con esta premisa Leo McCarey (La pícara puritana, Tú y yo) trata el tema de la vejez de un modo único y habla de dos ancianitos que empiezan a ser una carga para sus hijos hasta el punto de que no pueden atenderles y son enviados a una residencia. El humor y el drama se mezclan magníficamente con el ingenio que caracteriza a su director.

Marta Sanchez – «Profundo Valor»

Vale más recordar, que verte sufrir, por que así no eres tu y yo no seré Nunca la misma sin ti pero he de ser fuerte seguir El color del dolor hoy tiñe mi fe, quiero recuperar la paz que perdí Juntas llegamos hasta aquí tu no te quedas yo si Profundo valor, ganas de vivir, hacerlo con tal dignidad Profundo valor para contemplar la parte de mí que no está La veré en tu cielo brillar El final de un final fue como empezar aprender a vivir sabiendo que en ti yo encontraría la fe tu no me dejas lo sé Profundo valor, ganas de vivir, hacerlo con tal dignidad Profundo valor para contemplar la parte de mí que no está Profundo valor, hacerlo con tal dignidad Profundo valor para contemplar, la parte de mí que no está La veré en tu cielo brillar, la veré en tu cielo brillar.
Aprendiendo a decir adiósvio la luz hace diez años y empezó a iluminar a sus lectores¿Cómo enfrentar espiritualmente la muerte? ¿Qué puedes decir a los padres frente a su pequeño hijo sin vida? ¿Qué palabras son las apropiadas para la familia de una joven cuya vida es arrancada cuando no había llegado a su plenitud? ¿Qué decir a una joven viuda y sus pequeños hijos que no entienden por qué"eso"le pasó a un hombre bueno? ¿Por qué él o ella? ¿Por qué justo ahora? ¿Cómo Dios puede hacer esto a una persona noble y dejar vivir a tantos malvados? ¿Por qué él y no yo?El libro de Marcelo Rittner te dice cómo el dolor"que te ciega, te enfurece"es un sentimiento que tienes que vencer para convertirlo en un camino de liberación, para darte cuenta de que la esencia de ese ser querido, ese amigo, ese conocido, sigue acompañándote, guiándote, y de que realmente no lo has perdido. Aprenderás a agradecer a Dios, pues te enseñará que Él nunca te coloca pruebas que no puedas enfrentar; que el tiempo solo no cura; y que es la lealtad a la vida la que nos permite aprender a decir adiós.Para esta nueva edición de aniversario, el autor ha escrito un prólogo donde explica cómoAprendiendo a decir adiósse ha convertido en nuestro libro, suyo, sí por supuesto, pero también de todos sus lectores; de quienes ya lo han leído, obsequiado y recomendado, así como de quienes habrán de leerlo. Por ello también contiene un conmovedor capítulo final de testimonios, donde los que han tenido el privilegio de leerlo explican cómo lo descubrieron, cómo apareció en su camino, muchas veces en medio del dolor, y cómo les movió el alma. Se trata. Pues, de un libro único, que tienen el don de consolar a través del idioma que todos entendemos: el lenguaje del corazón.¡Todos los que han perdido a un ser querido deben leer este libro!

Aprendiendo a decir adiós – Marcelo Rittner

Aprendiendo a decir adiós vio la luz hace diez años y empezó a iluminar a sus lectores
Judith Traherne, una mujer de éxito en todos los sentidos. Le sonríe la vida en general, el amor llama a su puerta sin dificultad y es un referente social en su entorno, al menos hasta que por una serie de molestias se ve obligada a visitar a un doctor, quien le diagnosticará un fatal tumor cerebral que marcará en su vida una fecha de caducidad. A pesar de los intentos por que ella continúe viviendo ajena a su grave enfermedad, Judith empezará a beberse la vida a tragos y hundida en la depresión, las manías, la obsesión. Valoración Didáctica: A pesar de su “antigüedad” a juicio de los alumnos, es un cine arrebatador, pasional, hecho con el corazón y con las vísceras, con autenticidad, a golpe de sentimientos profundos y convicciones profundas que habla de cómo nos aferramos a la vida a costa de cualquier cosa.

Amarga Victoria (1939)

Judith Traherne, una mujer de éxito en todos los sentidos. Le sonríe la vida en general, el amor llama a su puerta sin dificultad y es un referente social en su entorno, al menos hasta que por una serie de molestias se ve obligada a visitar a un doctor, quien le diagnosticará un fatal tumor cerebral que marcará en su vida una fecha de caducidad. A pesar de los intentos por que ella continúe viviendo ajena a su grave enfermedad, Judith empezará a beberse la vida a tragos y hundida en la depresión, las manías, la obsesión. Valoración Didáctica: A pesar de su “antigüedad” a juicio de los alumnos, es un cine arrebatador, pasional, hecho con el corazón y con las vísceras, con autenticidad, a golpe de sentimientos profundos y convicciones profundas que habla de cómo nos aferramos a la vida a costa de cualquier cosa.

Dani Martin – «Mi Lamento»

Solo queda mi lamento Y decir: te quiero de verdad, solo queda que aún te siento y que siempre te voy a recordar. Muero si no estás, y ya no estás... Te pierdo y te me vas Te fuiste ya. Porque ya no te tengo eras mi vida y ya no estás, y sé que ya no estas. que me castigue el cielo por si algo hice mal y sé que ya no estas te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera y no se va a curar y es que ya no te tengo y perdón por si no te supe amar. Hoy me quedan tus momentos, eres la cara mas bonita que habrá... Tenerte cerca ha sido el premio el más grande que he llegado a alcanzar. Me muero si no estás y ya no estás te pierdo y te me vas te fuiste ya. Porque ya no te tengo eras mi vida y ya no estás y se que ya no estas que me castigue el cielo por si algo hice mal y se que ya no estás... te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera y no se va a curar es que ya no no tengo y perdón por si no te supe amar. Siempre pienso aunque estés lejos y te juro que te puedo ayudar Cerca quedaran tus gestos y tu carita de princesa, mi hermana. Me muero si no estás, y ya no estás... te pierdo y te me vas te fuiste ya. Porque ya no te tengo eras mi vida y ya no estás y si que ya no estás que me castigue el cielo si algo hice mal y si que ya no estás te llevo tan tan dentro que ni el tiempo barrera y no se va a curar y es que ya no te tengo y perdón por si no te supe amar.
Todos en algún momento de nuestra vida sufrimos la pérdida de alguien muy querido o incluso de algo que consideramos muy valioso: nuestros seres más cercanos, la pareja, un amigo entrañable, un objeto muy preciado, una mascota queridísima. Ante ello es inevitable sentir angustia, tristeza, enojo, culpa o hasta podemos perder la confianza en nosotros mismos. Si no sabemos manejarlos, estos sentimientos pueden dejar en nosotros una huella muy profunda que contaminará nuestras vidas. Martha Alicia Chávez proporciona las herramientas para enfrentar este tipo de situaciones. Nos dice cómo podemos superarlas, cómo transitar por el difícil camino de la pérdida, del duelo, y recuperar así la alegría de vivir, la confianza en uno mismo y la propia identidad.

Todo pasa… y esto también pasará: cómo superar las pérdidas de la vida – Marta Alicia Chávez Martínez

Todos en algún momento de nuestra vida sufrimos la pérdida de alguien muy querido o incluso de algo que consideramos muy valioso: nuestros seres más cercanos, la pareja, un amigo entrañable, un objeto muy preciado, una mascota queridísima. Ante ello es inevitable sentir angustia, tristeza, enojo, culpa o hasta podemos perder la confianza en nosotros mismos. Si no sabemos manejarlos, estos sentimientos pueden dejar en nosotros una huella muy profunda que contaminará nuestras vidas. Martha Alicia Chávez proporciona las herramientas para enfrentar este tipo de situaciones. Nos dice cómo podemos superarlas, cómo transitar por el difícil camino de la pérdida, del duelo, y recuperar así la alegría de vivir, la confianza en uno mismo y la propia identidad.
Una niña de 14 años es asesinada por su vecino y relata su historia desde una especie de purgatorio donde puede observar a su familia y a su asesino.

Desde mi cielo (2009)

Una niña de 14 años es asesinada por su vecino y relata su historia desde una especie de purgatorio donde puede observar a su familia y a su asesino.

Leon Gieco – «Ella»

Ojos claros en la oscuridad Florcita lila resiste a los vientos Secretos raros, lindos para guardar Testigo de pájaros que volaron. Ya no lloro, ella es parte del camino Ya no lloro, ella es parte del camino Viendo fotos viejas, me dió de llorar Fue niña un día y yo no lo sabía Tanto elemento para un solo viaje Un minuto en sus brazos, cuánto daría Ya no lloro, ella es parte del camino Ya no lloro, ella es parte del camino Yo me canto para saber qué tanto de la misma fuente lo sacamos todo Pocas fiestas en la vida dura Porque sacamos tanto y pusimos poco Palma de la mano, placer, agonía Cuánto de tu valentía tengo yo Cuánto motivo para el ruego Cuántos castigos de estos mandamientos. Jardín de penas, risas en la soledad Niño sentado solo en el medio Vengan a ver, volvieron las respuestas Consuelo que brilla es buen remedio Ya no lloro, ella es parte del camino Ya no lloro, ella es parte del camino.
Tras un mes en el hospital, el 19 de abril de 2008 a las ocho y veinte de la tarde, con tan sólo dieciocho años, víctima de leucemia, murió Hugo. En aquel momento comenzó a llover. La lluvia, tan deseada, se volvió amarga al mezclarse con las lágrimas de todos los que lloraron su pérdida. La muerte de un hijo es una muerte en contra del sentido de la vida, un sufrimiento intenso, inmenso, el más devastador que un ser humano pueda experimentar. Amarga lluvia no se lee, se siente. Tal es la fuerza de su prosa sencilla y expresiva, que al final te queda lo que la autora pretende: el aroma de su hijo. Nadie que lea este libro quedará indiferente, haya experimentado o no la pérdida de un ser quderido, algo se le removerá muy dentro, allí donde cala ineludiblemente la “amarga lluvia”.

Amarga Lluvia – María José Brito

Tras un mes en el hospital, el 19 de abril de 2008 a las ocho y veinte de la tarde, con tan sólo dieciocho años, víctima de leucemia, murió Hugo. En aquel momento comenzó a llover. La lluvia, tan deseada, se volvió amarga al mezclarse con las lágrimas de todos los que lloraron su pérdida. La muerte de un hijo es una muerte en contra del sentido de la vida, un sufrimiento intenso, inmenso, el más devastador que un ser humano pueda experimentar. Amarga lluvia no se lee, se siente. Tal es la fuerza de su prosa sencilla y expresiva, que al final te queda lo que la autora pretende: el aroma de su hijo. Nadie que lea este libro quedará indiferente, haya experimentado o no la pérdida de un ser quderido, algo se le removerá muy dentro, allí donde cala ineludiblemente la “amarga lluvia”.
Williams estelariza esta historia sobre un hombre que muere en un accidente y va al cielo. Su esposa se suicida y va al infierno. El hará todo lo posible por rescatarla y poderla llevarla con él.

Más allá de los sueños (1998)

Williams estelariza esta historia sobre un hombre que muere en un accidente y va al cielo. Su esposa se suicida y va al infierno. El hará todo lo posible por rescatarla y poderla llevarla con él.